ventas@prodeko.com.mx : (614) 411 97 07 : (614) 290 67 87

Sucursal Casas Grandes: (636) 693 69 03

 

¿Vas a tener un bebé? Pues antes de que llegue al mundo tendrás que preparar su habitación, prestando especial atención a factores como la iluminación. Tu principal objetivo a la hora de iluminar la habitación de un recién nacido debe ser conseguir un espacio agradable que proporcione estímulos positivos, cómodos y funcionales. Hoy te damos las claves para iluminar esta importante estancia de tu hogar. ¿Te gustaría acompañarnos?

Duela Laminada

Aprovechar la luz natural al máximo

El primer consejo que queremos darte es que aproveches la luz natural al máximo. De hecho, lo ideal es escoger una habitación con ventanas. Siempre podrás evitar el exceso de luz mediante cortinas, visillos, estores o persianas.

Diferentes tipos de luces

Como la luz natural no siempre será suficiente, deberás escoger la iluminación artificial adecuada. Lo más recomendable es apostar por una luz general que te permita iluminar toda la estancia. Eso sí, también deberás introducir en la habitación luces puntuales en algunos rincones. Por ejemplo, si tienes pensado colocar un asiento para darle el pecho al bebé, es buena idea que coloques una lámpara de pie o de mesa con luz tenue cerca.

Aunque las lámparas de pie o de mesa son muy útiles cuando el bebé es todavía pequeño, cuando comience a gatear o a caminar es mejor que la luz indirecta se sitúe en la pared. Por ejemplo, puede colocar un aplique de pared. De esta manera, la seguridad del niño estará garantizada.

Las mujeres luces

Por otra parte, es importante que tengas en cuenta que las mejores luces para la habitación del bebé son las cálidas. Por eso, no se recomiendan los fluorescentes ni los alógenos, ya que proporcionan una iluminación demasiado artificial. Por supuesto, también podrás colocar una lámpara quitamiedos si el bebé tiene miedo a la oscuridad.

Las luces led son las más adecuadas para este caso, ya que ahorran energía.